miércoles, 2 de enero de 2013

Rosalía Villoldo



Rosalía Villoldo ingresó al mundo del tango siendo muy pequeña. Lo hizo influenciada por su padre, ferviente amante del dos por cuatro, quien al mismo tiempo le narraba historias sobre su tío bisabuelo, Don Ángel Gregorio Villoldo, a quien con justicia bautizaran “El Padre del Tango Criollo”.

A los 6 años de edad ya concurría -de la mano de su padre- a cuanto espectáculo tanguero podían  encontrar, al tiempo que admiraba profundamente a muchos grandes del género, con especial énfasis en Tita Merello, Virginia Luque, Guillermo Fernández, María José Mentana, Mariano Mores…

A los 13 años ingresó al coro de su escuela, la Tomás Guido de San Martín (Bs. As.) en la cuerda de música popular, actividad que suspendió para cursar la carrera de medicina, retomando la canción rioplatense apenas se recibió de médica, en 1992…

Como buena taurina y en busca de la perfección, tomó lecciones en Buenos Aires con diferentes maestros que seleccionó cuidadosamente. Por ejemplo, con la Profesora Liana Lecuona, y en forma simultánea se inscribía en la Escuela de Música Celia Torra bajo la tutela de profesores de la talla de Roque Navarro, Leonel Policastro, Silvia Larrechat y otros… Aprovechando esa fuente de conocimientos decidió incorporar la ejecución del saxofón.

Entre tanto grabó dos CD (un tercero en preparación)  y comenzó a recorrer diferentes  escenarios, algunos de la ciudad de Buenos Aires, pero especialmente los de ciudades del interior de Argentina y Brasil.

Más tarde persistía en su perfeccionamiento con el Profesor Christian Bravo (Titular de la Escuela de Valeria Lynch) y al mismo tiempo recurrió a los saberes de otra gran maestra del canto, como lo es María José Mentana , la misma que admiraba en su juventud, y con ambos, cada uno en su estilo, incursionó en diferentes terrenos, como Técnica Vocal, Interpretación, Puesta en Escena, “Yeites” del Tango, Fraseo y Repertorio, y aún sigue así, para abrazar su objetivo de seguir creciendo profesionalmente.

El 11 de diciembre de 2009, festejando el Día Nacional del Tango y para hacer frente a sus compromisos, estrenó en el espectáculo del Centro Comercial de su ciudad, su propio grupo musical, que denominó Orquesta Porteña y el 16 de abril de 2010, en homenaje a su tío bisabuelo, Don Ángel Villoldo, y con el permanente apoyo de su amado esposo, pudo concretar un proyecto con el que había soñado en los últimos cinco años: Inauguroó la Tanguería Ángel Villoldo.

En octubre de 2011 se presento con sus músicos en el Congreso Nacional del Tango (Chacabuco – Bs. Aires) donde antes de su actuación fue designada Madrina del Encuentro, junto a otras tres notables del 2 x 4 como lo son: Beba Pugliese; Rafela Canaro y Leticia de la Riesta (la hija del siempre recordado Charlo).

El 2 de setiembre de 2011, en su doble condición de cantante y médica, firmo un convenio con Campos de Salud por medio del cual se ha comprometido a donar el caché de dos presentaciones por mes en apoyo a la Campaña de Prevención y Tratamiento del Cáncer que realiza dicha institución. Este convenio no tiene fecha de finalización y aún sigue vigente.

Dentro de sus más recientes presentaciones, podemos citar su canto en La Casa del Tango, La botica del Ángel, Academia Porteña del Lunfardo, Bar Cultural La Forja, etc., de Buenos Aires. Y en medio de sus constantes giras por el interior y exterior del país, en El Fogón de los Arrieros (Resistencia – Chaco); Hotel Carlos Primero (C. del Uruguay ER);  Resto Bar Becketts (San Miguel de Tucumán); Club del Tango (Concordia); Club de Campo La Aldea (Colón ER); Milonga Puente Alsina (Paraná ER), Milonga El Paraíso (Tucumán), Salsango de Florianópolis (Brasil), etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario