jueves, 1 de marzo de 2012

En invierno, el oso se come sus reservas


“Los osos deben almacenar importantes reservas de grasa para pasar el invierno.”[1] En la hibernación, come de su propia grasa. Así el tango.
Pero al oso lo espera, después de cada invierno, una primavera. Quizá no sea el caso del tango.
¿Qué tango de los nuevos suena nuevo? ¿Qué letras de las nuevas no es grasa de las viejas?

1 comentario:

  1. Para mí, entre los nuevos letristas destacan Luis Alposta (que no es tan joven) y Acho Estol.

    ResponderEliminar